Paella Valenciana

Las fallas – Un día en el «Casal Faller»

La semana fallera suele ser más o menos del 15 al 19 de marzo, cuando ya la programación cubre todo el día. Os voy a contar sobre el día 15, el primer día, el del #comboiet, pues ya hace unos días que has sacado del armario toda la equipación fallera: blusón, chapas y pines, el polar con las zapatillas del mismo color a juego, la mochila con frases y detalles falleros y creo que no se me olvida nada, bueno, eso sí, importante llevar ropa cómoda, la de batalla, por ejemplo los vaqueros que tienes en el fondo del armario que casi no te pones, por si sufren algún quemazo, nunca se sabe para donde van los petardos y además si te gustan, no andarás muy lejos de ellos.

El primer día de la tan esperada semana fallera, la programación suele empezar con la “despertà” o como lo llaman ahora “concentración ruidosa”. Sobre las 8 de la mañana se acude al casal a desayunar y a continuación se sale en procesión, a paso de petardos, quemando uno detrás de otro sin parar, y así hacer saber a la población que “ja estem en falles”. En este evento los participantes normalmente son la sección infantil y los que hace poco han pasado a juveniles, ya han acabado el cole y solo quieren que tirar petardos, además para algunos de ellos será la primera vez que les dejen tirarlos de mecha, se acabaron las bombetas para ellos y eso es un gran paso, asique con mucha ilusión, algunos incluso irán acompañados de su madre y/o padre.

Cuando ya han dado la vuelta al pueblo o barrio y después de despertar a todo el vecindario, es hora de volver al casal, ya es hora de almorzar, entre las 9 y las 10h. A esta hora ya van empezando a acudir los más mayorcitos, muchos se dejan la dieta en casa pues almorzar en el casal no suele ser una tostadita de aguacate claro, en la falla se almuerza como almuerza un buen valenciano (de esto hablaremos otro día). El almuerzo suele ser longanizas, chorizo y botifarra acompañado de nuestro querido allioli, otro día puede haber carne de caballo con un picadito de habas, con pan claro. ¿Y que viene después del almuerzo? El famoso cremaet, pocos saben hacerlo y el que sabe ya puede esconderse sino se podrá pasar media hora haciendo el de los demás, pero bueno, de eso también va la falla, de “germanor”, muchos decimos que la falla es como una familia, la #familiafallera, todos hacemos cosas por la falla y por los falleros, uno se dedica a llevar la contabilidad, otro de procurar que no falte bebida y otro hace los cremaets.

Durante el almuerzo, para celebrar el encuentro, pues algunos no nos vemos desde la presentación o incluso antes, toca hacerse el chupito de rigor, lo típico es hacérselo de cassalla pero ahora también está muy de moda el licor de arroz y mil variantes más. Toca contar batallitas e ir preparando los días que vendrán, cada día es una temática y en el “passacarrer” y por la noche toca disfrazarse. Después del almuerzo es buen momento de hacerse un disfraz casero o ir al chino a ver que nos podemos poner.

Llega la hora de la comida, la locura, diría que junto a la cena es cuando más gente hay en el casal. Si el casal se os ha quedado pequeño, toca hacer turnos para comer, primero los peques y luego los más mayores, a veces toca hacer hasta dos turnos, pero oye, mientras esperamos, chupito que viene cerveza que va. No, no todos los días se come paella, comemos más cosas, arroz al horno, fideuà, gazpacho manchego, espardenyot y también puedes comer, si sobra, macarrones que algunos días les toca a los niños.

Después de comer es una hora un poco crítica pues hay a quien no le puede faltar la siesta (¡esa soy yo!). Para los que se quedan en el casal, toca partida de parchís, truc o cualquier otro juego de cartas, pero estos dos suelen ser los principales pues se hace concurso y suele haber mucho pique, pero del bueno. A hora de merendar, sobre las 5-6 van volviendo los de la siesta, las meriendas tampoco son nada de dieta pero ¿y lo que las disfrutas? Todos los días suele haber chocolate calentito, lo que cambia es lo que ponen para mojarlo, un día habrá buñuelos y otro cruasanes, ensaimadas, donuts… A ver, es que la merienda suele ser para los pequeños pero los mayores no nos podemos resistir y más si nos hemos hecho algún que otro cubata mientras jugábamos al truc, hay que meterle azúcar (más) al cuerpo.

El primer día suele haber animación infantil después de la merienda, pero los demás días, lo que más nos mola a los falleros es el “passacarrer” que consiste en ir bailando y saltando con algún complemento como disfraz, detrás de la xaranga. Volvemos a hacer saber al pueblo, que estamos en fallas.

Del “passacarrer” empalmamos con la cena, de casa, una pizza para llevar, todo vale, ya hemos dicho antes que nos olvidamos completamente de la dieta, como mucho, algún día alguien se lleva una ensaladita para comer, para no sentirse tan mal.

Después de la cena llegan los juegos del hambre, a ver quién sobrevive. Como te acerques a la barra, aunque sea para ponerte un vaso de cocacola para “reviscolar” un poco, sin darte cuenta vas a tener un chupito en la mano y vas a estar brindando por las fallas.

Tendremos discomóvil claro, la música suele ser la misma que la de las verbenas de pueblo, toca bailar Paquito el chocolatero como buenos valencianos y falleros y luego viene el Coyote Dax que hay quien aún no sabe ni nunca sabrá bailarlo pero y lo que te ríes, con cariño eh. Antes de la discomóvil, una noche será la de los playbacks, cuanto artista hay en la falla, el más modosito luego es el que mejor actúa encima del escenario y todos los años es el más aclamado para que no falte a esta cita.

Llegados a esta hora de la noche los hay que prontito se van a dormir para llegar al almuerzo del día siguiente y los hay que cierran el casal. Hay que decir que de los que cierran el casal, algunos, ahí valientes, van al almuerzo, aunque de ahí se van a dormir y no sabrás de ellos hasta hora de comer.

Así que esto es un día en el casal. Creo que no me he dejado nada. Espero que os guste, os represente y mientras leíais hayáis sacado alguna sonrisita recordando alguna historieta.

Deja un comentario

Carrito de compra